¿Qué pasa con el marketing de contenidos?

Wearables: ¿Qué pasa con el marketing de contenidos?

La tecnología “wearables” o tecnología vestible, corporal, como también se le conoce, ha revolucionado el marketing de contenidos, ya que tanto la experiencia del usuario, el marketing general y el contexto deben ser distintos. Este conjunto de dispositivos electrónicos tiende a ser más pequeños y tienen una plataforma diferente, por lo que hay que adaptarse a ellos. El usuario puede interactuar de forma continua con el aparato, al mismo tiempo que lo hace con otros dispositivos.

De esta forma, es recurrente rediseñar los contenidos, ya que son pantallas más pequeñas, deben convertirse en informaciones más concretas, pero que mantengan la esencia para la que fueron diseñadas. El lenguaje pude ser más personalizado, más íntimo, al mismo tiempo que educa, atrapa, inspira, seduce y establece una conexión con el consumidor.

Se habla que esta tecnología ha revolucionado el marketing de contenidos por esas claves y adaptaciones que hay que considerar al momento de desarrollar los textos, no perdiendo la relevancia, utilidad, y recordando no sean invasivos. Estos dispositivos establecen una conexión más directa con ese usuario, por lo que aporta más valor a la información que se obtiene a través de él. Por ello, debemos ser muy cuidadosos de lo que se transmite en esta nueva tecnología, que sigue desarrollándose y experimentando reacciones en los usuarios y las empresas que los usan como medio de comunicación.

Estos dispositivos nos permiten conocer la ubicación del cliente, si está activo o en movimiento, ya que lo acompaña a todas partes, permite de acuerdo a las necesidades y actividades del consumidor, segmentarlos de diferentes maneras, ofreciendo que los mensajes lleguen en el momento ideal en tiempo real.

Estas nuevas tecnologías permiten facilitarles la vida a las personas, comunicarse de manera anticipada, dando paso a la duplicidad de la conectividad y movilidad a través de los dispositivos wearables (relojes inteligentes o smartwatchs, pulseras de actividad, gafas inteligentes o zapatos con GPS), la idea es anticiparse a los hábitos de consumo de los consumidores de una manera oportuna y eficaz.
Hasta el momento estos dispositivos han tenido mayor alcance en el mercado del deporte y la salud.

Deja una respuesta